Saltar al contenido principal
GIPUZKOA
ContactaMapa Web

Diputación y municipios se alían para mejorar la detección precoz del maltrato infantil

martes 20 de febrero de 2018 Diario Vasco

Han creado un grupo de trabajo para para evitar que los problemas escapen del radar de los servicios sociales o lleguen ya cuando el daño es grave.

Diputación y ayuntamientos han creado un grupo de trabajo para corregir «las deficiencias» derivadas del reparto de competencias en la atención a menores en riesgo o situación de desprotección. O dicho de otra manera, para evitar que los problemas escapen del radar de los servicios sociales o lleguen ya cuando el daño es grave. La alianza para mejorar la detección precoz de la desprotección infantil (negligencias por parte de los padres, pero también abusos y maltrato físico y psicológico) nace tras comprobarse las carencias de un sistema que atiende a casi 5.000 menores y sus familias en Gipuzkoa, entre los que pasan por programas de responsabilidad foral la intervención especializada y aquellos que son atendidos en la atención municipal casos más leves. Los problemas fueron puestos sobre la mesa en un informe realizado por la UPV/EHU a petición de la propia institución foral y del Ayuntamiento de Donostia, cuyas conclusiones fueron ayer debatidas en las Juntas Generales de Gipuzkoa.

El estudio concluyó que la red de atención destaca por su alta cobertura en la atención de casos, y por el elevado volumen de recursos, tanto humanos como económicos, destinados a la protección a la infancia en Gipuzkoa, una cifra que ronda los 40 millones al año. Sin embargo, la foto también sacó a relucir las fallas de un modelo mejorable. Así, aconsejó reforzar la detección temprana de los casos e implantar los programas basados en la evidencia, aquellos en los que se ha evaluado su eficacia. El informe subrayó que tanto en los servicios sociales donostiarras como en los forales «son escasas las intervenciones familiares con niños y niñas menores de 6 años, y casi irrelevantes en menores de 3. Las intervenciones más frecuentes se llevan a cabo con mayores de 8 años y en especial con adolescentes y preadolescentes que ya presentan problemas de conducta».

«El estudio no ha caído en saco roto», respondió ayer la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, al juntero de EH Bildu Ernesto Merino. La diputada jeltzale explicó que en 2013 la Diputación y el Ayuntamiento de Donostia firmaron con la UPV un convenio de colaboración para testar dos programas basados en la evidencia: SafeCare para dotar de habilidades a los padres y evitar situaciones de negligencia e Incredible Years una intervención grupal entre padres, niños, niñas y profesores para manejar los problemas de comportamiento. Esta fase experimental terminará en junio.

Texto del enlace…

Comentarios

Aún no hay comentarios