Saltar al contenido principal
LAS PALMAS
ContactaMapa Web

El Colegio del Trabajo Social de Las Palmas pide a las instituciones canarias más recursos para que se respeten los derechos humanos de las personas migrantes

jueves 14 de noviembre de 2019 Gabinete de Comunicación del Colegio del Trabajo Social de Las Palmas

La entidad profesional pide al Gobierno canario la elaboración de un nuevo Plan Canario de Migraciones que cuente con las entidades profesionales y sociales

El Colegio Oficial del Trabajo Social de Las Palmas quiere mostrar su preocupación por la situación que están pasando las personas migrantes que han llegado a Canarias en las últimas semanas. En apenas 10 días hemos asistido a la muerte de doce personas: nueve de ellas venían en una patera que naufragó frente a las costas de Lanzarote y otras cuatro habían muerto de sed y hambre en una patera que pasó quince días a la deriva y fue rescatada en alta mar por un petrolero.

A estas tragedias se une la falta de recursos de acogida a quienes llegan con vida a la costa. Un grupo de 26 personas se acercaron de madrugada a la policía local del Parque Santa Catalina para pedirles algo de comida. Habían llegado en patera desde Sierra Leona, la policía local los derivó a Cruz Roja y después fueron acogidos en Cáritas. Esta organización no gubernamental ha denunciado que la Delegación del Gobierno conocía que estas personas iban a dormir en la calle y que no se hizo nada para evitarlo.

Desde el Colegio Oficial del Trabajo Social de Las Palmas hemos denunciado en ocasiones anteriores que las administraciones públicas no están cumpliendo su deber de respetar los derechos humanos de las personas migrantes y promover políticas de acogida. La solución no va a venir por una visión represiva del fenómeno migratorio, con incrementos de control de las fronteras que provocan devoluciones en calientes que han sido denunciados por organismos europeos de derechos humanos o también provocan rutas marítimas que acaban en naufragios como los ocurridos los últimos días.

La reforma del Centro de Internamiento de Barranco Seco de la capital grancanaria no va a solucionar el problema porque cuando estaba abierto se aplicaba un régimen penitenciario a personas que sólo estaban en situación de irregularidad administrativa, y no se garantizaban los derechos por falta de profesionales del trabajo social, sicólogos, traductores, etc, tal y como denunció públicamente la propia juez responsable de ese CIE de Barranco Seco. Desde este Colegio Profesional comunicamos nuevamente a la opinión pública, que los CIES no son la respuesta y abogamos por sus progresivos cierres, ya que existen legalmente otro tipo de medidas cautelares destinadas a gestionar este tipo de faltas administrativas.

Pedimos al Gobierno canario la elaboración, de un modo participativo, de un nuevo Plan Canario de Migraciones en el que las entidades profesionales y organizaciones sociales realizamos propuestas para tener una auténtica política de acogida humanitaria. También pedimos a todas las organizaciones políticas que no utilicen el tema de las migraciones como arma arrojadiza y que no se presten a la difusión de bulos que intentan criminalizar y estigmatizar a quienes buscan mejores oportunidades fuera de sus países de origen, huyen de situaciones de guerra y hambre, de países con gobiernos no democráticos que mantienen acuerdos comerciales con la Unión Europea que protegen los intereses de las empresas multinacionales y no tienen en cuenta el respeto a los derechos humanos.

Comentarios

Aún no hay comentarios