Saltar al contenido principal
Consejo
ContactaMapa Web

Durante  ocho  años  he  desempeñado  la  función  de  Secretaria  General del Consejo General del Trabajo Social,  dando respaldo y apoyo a un proyecto de gobierno en el que he creído, y sobre  el  que  hemos  planteado  elementos  de  mejora  y  regeneración,  que  nos faciliten  continuar  avanzando  en  la  defensa,  estabilidad  y  fortaleza  de  esta  profesión.  Nuestro único objetivo en esta nueva andadura como presidenta  de  este Consejo  General  del  Trabajo  Social  es  creer  y  querer  a esta  profesión  y  aprovechar  la oportunidad  de  contribuir para  que  el  trabajo  social,  como  disciplina  del  ámbito  de  la  ciencia  sociales,  continúe avanzando  y  ocupe  el  lugar  de  reconocimiento  que  merece  y  se  visibilice  a  los y las profesionales de referencia de los Servicios Sociales: los y las trabajadoras Sociales.

Como no podía ser de otra manera, reconocemos y agradecemos el trabajo que, desde la estructural colegial, miles de trabajadores y trabajadoras sociales han realizado desde los  inicios  de  esta  organización,  hace  36  años.  Año  tras  año  hemos  conseguido  una profesión  más  fuerte,  más  conocida  y  reconocida.  Solo  desde  el  trabajo  compartido,  la proyección de las metas a conseguir será posible. También mi agradecimiento a todos y todas las compañeras que desde los distintos ámbitos de intervención  han  estado  y están  defendiendo  los  derechos  y  las libertades de los y las ciudadanas y, en particular, al Trabajo Social. Sin duda, todo este esfuerzo ha posibilitado que hoy tengamos una trabajadora social como Secretaria de Estado de Servicios Sociales, referente del trabajo de toda la estructura colegial.

Esta Junta de Gobierno está compuesta por trabajadoras y trabajadores sociales con la mejor dedicación y gran motivación  para  representar  a  cerca  de  40.000  trabajadoras sociales  en  todo  el  territorio,  y también a nivel europeo e internacional continuando siendo miembros de la Federación Internacional del Trabajo Social (FITS).

En unos meses estaremos en periodo de elecciones municipales, autonómicas y europeas, siendo nuestra responsabilidad la defensa de la profesión del Trabajo Social, se realizará un análisis de los programas electorales y se harán llegar nuestras propuestas a todos los grupos políticos. Pondremos en agenda pública la defensa del Sistema Público de Servicios Sociales, y todos los ámbitos donde se desarrolla nuestra profesión: Servicios Sociales (dependencia, discapacidad, etc.), Salud,  Educación,  Justicia,  Vivienda, Innovación Social, Tercer Sector, Ejercicio Libre, Emergencias, etc.

Compromisos en los que se asienta nuestra gestión del buen gobierno:

  • En el compromiso político para abordar una agenda social que no admite demora posible.
  • Fortalecer la estructura colegial, sólo la unión hace la fuerza.
  • Trabajar por el ejercicio profesional mediante la buena praxis, nuestro Código Deontológico debe ser nuestra hoja de ruta en el ejercicio de nuestra profesión.
  • Avance de los ámbitos de actuación.
  • Mejora de la comunicación y redes sociales, los desarrollos de las nuevas tecnologías han supuesto una revolución sin precedentes.
  • Fomentar la formación, investigación y publicaciones en aras a una buena calidad en la competencia profesional.
  • Hacer del consenso y la participación proactiva en la toma de decisiones, nuestra carta de presentación y compromiso.
  • Cumplir con la función estatutaria de servicio a la ciudadanía, siendo necesario continuar y promover herramientas y canales de comunicación directamente dirigidos a esta.

 

Abordar  los  retos  y  desafíos  de  la  profesión  no  sólo  es  una  obligación  sino  una exigencia de presente y futuro, y como dice un proverbio africano “Nunca se borrarán la huellas  de  las  personas  que  caminaron  juntas”. Durante estos cuatro años procuremos que se hable mucho y bien de esta profesión.

 

Emiliana Vicente González
Presidenta del Consejo General del Trabajo Social