Saltar al contenido principal
Consejo
ContactaMapa Web

El Consejo General del Trabajo Social con la isla de La Palma

lunes 20 de septiembre de 2021

Desde el Consejo General transmitimos nuestro apoyo y solidaridad a todas las personas que se están viendo afectadas por la erupción del volcán en la zona de Cumbre Vieja de La Palma, así como nuestro ánimo y reconocimiento a la labor de los/as profesionales de Trabajo Social que han estado en la prevención de los colectivos más vulnerables y están atendiendo a las personas afectadas.

El pasado lunes 13 de septiembre ante el incremento de la actividad sísmica registrada en la isla de La Palma, la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad el Gobierno de Canarias convocó al Comité Científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención a Emergencias por Riesgo de Volcánico (PEVOLCA) para valorar la situación, acordando activar este Plan en situación de Alerta para los municipios de Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, El Paso y Mazo, pasando el nivel de emergencia del semáforo de verde a amarillo para dichos municipios.

Ayer, domingo 19 de septiembre, a mediodía comenzó la erupción, obligando a las autoridades a evacuar a más de 5.000 habitantes de los municipios cercanos y a activar el nivel de emergencia a semáforo rojo. Previamente el comité del PEVOLCA ya había procedido a evacuar de forma preventiva a medio centenar de personas con movilidad reducida y ya había dado recomendaciones al resto de la población para que cerrasen todas las ventanas y puertas exteriores, bajasen las persianas y cortasen los suministros de agua, gas y electricidad para, posteriormente, dirigirse a los puntos de reunión establecidos. Además, el Gobierno canario solicitó a la Dirección General de Protección Civil la activación de la Unidad Militar de Emergencias para sumarse a los efectivos del dispositivo de emergencia.

En el Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (PLATECA) se contempla dentro del Grupo Logístico la respuesta social ante las necesidades que surjan en una catástrofe y/o emergencia como parte de los grupos de acción. Los/as trabajadores/as sociales somos protagonistas de dichos grupos, ya sea como profesionales de la administración nacional, autonómica o local, a través de otras entidades colaboradoras o como grupos de voluntarios/as de los Colegios Profesionales. Nuestra presencia es necesaria para que una intervención en emergencias tenga una mirada de 360º y sea una atención integral y biopsicosocial.

Ante circunstancias de este tipo, nuestras funciones se centran en: valoración de las situaciones de necesidad social que se producen en la emergencia, contención y apoyo emocional, información a los/as afectados/as y sus familiares, gestión de recursos para facilitar las tareas de los equipos intervinientes, acompañamiento e intervención social a los/as afectados/as y sus familias, gestión de prestaciones básicas de supervivencia para los/as afectados/as y sus familias o prestaciones excepcionales ante situaciones de emergencia social.

El Consejo General de Trabajo y toda su estructura colegial han apostado por visibilizar y apoyar la figura del Trabajo Social en situaciones de emergencia. Así, desde 2015 la estructura colegial colabora directamente con la Dirección General de Protección Civil, la Unidad Militar de Emergencias y Cruz Roja Española. En marzo del año pasado estaba previsto el ejercicio de la UME en Canarias con el objetivo de formar y preparar a todos los efectivos de un dispositivo en una emergencia sísmica. El Consejo General, junto con la colaboración del COTS de Santa Cruz de Tenerife, iba a participar con un grupo de trabajadores/as sociales voluntarios/as con el fin de visibilizar el papel tan importante, la preparación y la experiencia que tienen los/as trabajadores/as sociales en situaciones de emergencias sociales de mayor o menor escala.

Actualmente más de una veintena de colegios cuentan con grupos de emergencias y están desarrollando formación, jornadas y otros eventos que hace que la estructura colegial esté presente en este campo profesional.

En marzo de 2020, con motivo de la pandemia sanitaria y la declaración del Estado de Alarma, siendo una de las funciones del Consejo General la organización y coordinación de los Grupos de Intervención Social en Emergencias de los Colegios Profesionales, se constituyó el Grupo Estatal de Intervención en Emergencias Sociales (GEIES), del que forman parte la Junta de Gobierno del Consejo General, su equipo técnico, y representantes de las comisiones de emergencia de los 36 Colegios Profesionales de todo el Estado.

Por naturaleza, las emergencias no se pueden prever, pero debemos estar preparados/as para afrontarlas. Cuando se presentan, hay que actuar con flexibilidad pero, en la medida de lo posible, sin improvisar. Eso solo se consigue si previamente se han definido suficientemente las formas de hacer y se dispone de profesionales capacitadas. La prevención es fundamental. Por ello, uno de los compromisos del Consejo en los últimos años ha sido ofrecer formación a los y las trabajadoras sociales colegiadas, siendo necesarios espacios para compartir experiencias, reflexiones y formación dentro de la inmediatez a la profesión.

Ante una situación de emergencia, es importante la coordinación entre las distintas administraciones y las labores de prevención e información a la población. Por ello, gracias a la rápida activación del PEVOLCA, no se lamentan daños personales, aunque sí cuantiosos daños materiales.

El Consejo General se ha mantenido en contacto y coordinación con el Colegio Oficial de Trabajo Social de Santa Cruz de Tenerife, que cuenta con un grupo de trabajadores/as sociales voluntarios/as formado y con amplia experiencia en materia de emergencias. Además, el COTS de Santa Cruz de Tenerife por su parte, ha traslado su apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que están trabajando en la zona, así como a la población afectada, lanzando una infografía específica en redes sociales en la que piden la colaboración ciudadana para seguir las indicaciones de las autoridades competentes y que se facilite el trabajo de los dispositivos habilitados.

De esta forma esperamos que la vida en la isla vuelva a la normalidad lo antes posible y reiteramos la importante labor de los/as profesionales de trabajo social que están atendiendo a las personas afectadas.

Comentarios

Aún no hay comentarios