Saltar al contenido principal
CADIZ
ContactaMapa Web

Apoyamos a la Marea Blanca en defensa del Sistema Sanitario Público

viernes 13 de diciembre de 2019 CPTS Cádiz

Ayer, mantuvimos en la sede colegial la Charla coloquio “SOS para la Sanidad Pública” por parte de la Marea Blanca gaditana. Las Mareas Blancas llevan años denunciando el deterioro creciente que sufre el Sistema Sanitario Público de Andalucía mediante la aplicación de recortes, la consecuente pérdida de calidad, el crecimiento de las listas de espera y la reestructuración del sistema para dar respuesta a intereses privados a través de conciertos cuando el sistema, con una disposición presupuestaria adecuada, puede dar cobertura a la población de forma eficaz, como indican Antonio Vergara y Teresa Almagro de la Marea Blanca gaditana.

La situación de deterioro del SSPA ha sido provocada por los recortes progresivos desde 2010, junto con otras acciones como la privatización del mismo. Las amplias listas de espera para tener un diagnóstico y tratamiento responden a una estructuración intencionada para dar como respuesta la privatización como solución.

Si no existieran listas de espera y falta de recursos en los centros sanitarios, resultaría imposible intentar la modificación del internacionalmente prestigiado Sistema Sanitario Público español y andaluz.

La estrategia global es el vaciamiento presupuestario y el empeoramiento funcional progresivo de la sanidad pública, y la derivación de fondos públicos para la expansión de las empresas sanitarias privadas. En este contexto se explica el cierre de unidades, la disminución de las contrataciones (especialmente en periodos vacacionales y las bajas prolongadas por enfermedad o jubilación), los cierres de centros y de camas hospitalarias públicas (a veces temporales y otras de forma permanente).

Los y las trabajadoras de la sanidad pública también están afectados/as: sobrecarga de trabajo, prolongación de jornadas laborales, la imposibilidad de descansos… Todo ello conduce al aumento de las listas de espera en todas las actividades sanitarias, la pérdida de la calidad del SSPA y la idea de que otros modelos de sistema, como el privado, funcionan mejor.
Además, existe la intención (Decreto Ley en borrador) de que el personal con cargo intermedio no tenga incompatibilidad para su ejercicio profesional con el mismo cargo en el sector privado y la eliminación del complemento de exclusividad en concepto, pero su extensión en cuantía a todo el personal médico. Todo el personal cobrará por igual una cuantía que correspondía a la exclusividad, pero nadie la tendrá. Los y las profesionales podrán ejercer en la pública y en la privada atendiendo y gestionando. Es decir, se podrá derivar y compartir pacientes y procedimientos en un modelo donde el gasto es público y la gestión privada.
Por otra parte, aunque en Andalucía aún no se da, a nivel Estatal la Sanidad ha dejado de ser universal. Una persona en situación administrativa irregular no puede ser atendida salvo de extrema urgencia.

Los modelos sanitarios de EEUU o Alemania son muy distintos, y nuestro sistema sanitario tiende a querer parecerse a la gestión de estos países. Recientemente, un matrimonio estadounidense se ha suicidado por no poder pagar los gastos médicos derivados de su enfermedad. La sanidad es privada en EEUU.

El deterioro del SSPA se debe a:
• Disminución de presupuesto dirigido al sector sanitario.
• Derivación de fondos al sector sanitario privado: farmacia, prótesis, reactivos, conciertos, externalizaciones…

Consecuencias reales que nos afectan a todas y todos:
• Cierre de plantas, disminución de camas, despidos, no cobertura de vacaciones o bajas, saturación del personal.
• Listas de espera de meses para el diagnóstico. Esto implica que tanto una persona con un problema grave o no, tarde meses en ser atendida/o.
• Sensación de ineficacia del sistema, pérdida de prestigio.
• Asistencia sanitaria privada para aquellas personas que pueden sufragarla y el seguro les cubra.
Además, las consecuencias de la privatización del sistema sanitario provoca:
• Creación de clases sociales y clases de enfermedad.
• Imposibilidad de acceder a la prevención, diagnóstico y tratamiento sin recursos económicos.
• Creación de distintos tipos de sanidad según la cuantía abonada.
• Abandono sanitario e incremento de la mortalidad.
• Asistencialismo y beneficencia para personas pobres o sin recursos.

¿Qué defienden las Mareas Blancas?
Un sistema Sanitario Público Andaluz
1) Universal: atiende a cualquier persona sin discriminación de ningún tipo: ni situación administrativa ni situación de cotización.
2) Gratuito: la atención en el momento de ser recibida no supone desembolso económico. La sanidad se ha de sufragar con presupuesto público suficiente, y sabemos que es un modelo eficaz y realista que ha funcionado.
3) Equitativo: es decir que es igual, es justo e imparcial para toda la ciudadanía. No queremos un sistema sanitario que diferencie entre clases de enfermedades o personas que acuden a él.
4) Integral: atiende a todas las enfermedades, sean rentables económicamente o no.
5) Salubrista: promociona la salud mediante Políticas de Salud Pública y Comunitaria. La salud es cosa de todos y de todas.
6) Integrado: está organizado en niveles de atención debidamente coordinados.
7) Participativo: permite la participación de los profesionales y de la población.
8) De la máxima CALIDAD porque dispone de todos los recursos necesarios. Recursos económicos, materiales y personales.

Para ello se requiere:
• Recuperación progresiva de las inversiones recortadas en sanidad desde la crisis de 2008 que dieron lugar a los recortes desde 2010. En Andalucía estos recortes han alcanzado estos 10 años 9.000 millones de €.
• Expansión de la inversión en sanidad en el Estado y en las CCAA hasta el 7,5% del PIB dirigido exclusivamente al SSP y especialmente a: aumento de plantillas de profesionales sanitarios, sustitución de bajas, centros sanitarios abiertos mañana y tarde, plantillas nuevas en turno de tarde en servicios necesarios que conllevará la eliminación de los retrasos y listas de espera y otros problemas del sistema.
• Recuperación de la dotación presupuestaria en Atención Primaria estimada en el 25% del presupuesto, como recomienda la OMS.
• Establecer 12 minutos por paciente citados en 72h o menos.
• Coberturas de salud mental, salud laboral, salud bucodental, salud visual y salud auditiva, incluidas las prótesis sensoriales.
• Sistema de selección profesional del personal sanitario y cargos directivos de forma transparente y pública eliminando los sesgos políticos por los afines.
• Carrera profesional justa y pactada.
• Derogación del artículo 135 de la Constitución y de la Ley 15/97 que permite la privatización de la Sanidad Pública.
• Devolución progresiva al servicio público de la privatización sanitaria.
• Transparencia en la gestión de las estructuras sanitarias, participación equitativa de personas usuarias y profesionales.
• Auditorías ciudadanas del gasto en Capítulo 2: reactivos, prótesis, fármacos, conciertos, externalizaciones.

Por todo ello, las Mareas Blancas están organizando distintas actividades pedagógicas para informar a la población y pidiendo que entre todas y todos defendamos nos sumemos a la protesta.

Habrá una manifestación el 26 de enero donde tenemos que acudir también profesionales, del sector u otros, a defender un sistema basado en la justicia social.

Pronto informaremos de la convocatoria.

Comentarios

Aún no hay comentarios