Saltar al contenido principal
Consejo
ContactaMapa Web

Los y las trabajadoras sociales denuncian el aumento de la demanda de ayudas de emergencia social mientras se recorta la financiación

jueves 21 de noviembre de 2013
Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad, casi se ha triplicado el número de beneficiarios de estas prestaciones

El Consejo General del Trabajo Social (CGTS) denuncia que el Informe sobre Rentas Mínimas de Inserción que acaba de finalizar el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, muestra claramente el empobrecimiento de la población.

 

El número de ayudas de emergencia social concedidas en 2012 se ha disparado en un 182% respecto al año anterior, pasando de 124.505 a 351.926. Este dato contrasta con la inversión destinada a esta partida, que ha ido en la dirección totalmente opuesta. Las comunidades autónomas han recortado de 103,6 a 89,9 los millones invertidos en esta partida. Estas ayudas son puntuales para costear necesidades básicas, como alimentos o medicinas. Estas cifras evidencian de forma oficial la predicción que lleva meses haciendo el Consejo General del Trabajo Social, basándose en la valoración que hacen los y las trabajadoras sociales de su trabajo día a día en los centros públicos de servicios sociales. Los y las trabajadoras sociales consideran irresponsable por parte de las administraciones que mientras se dispara el número de beneficiarios, se siga recortando.

Estos datos han sido extraídos del Informe sobre las Rentas Mínimas de Inserción de 2012 que acaba de ser publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El documento recoge, además de las ayudas que se han dado por emergencia social, los datos, por comunidades autónomas, de las prestaciones conocidas como rentas mínimas de inserción. Estas ayudas se dan a familias que no tienen ningún otro ingreso, o bien si lo tienen es mínimo. El Consejo General del Trabajo Social destaca que mientras el número de titulares de estas ayudas ha disminuido, pasando de 223.940 a 217.358, el número de beneficiarios ha aumentado en 9.194 personas, de 547.663 a 556.857. Esto, según denuncia la presidenta del CGTS, Ana I. Lima, muestra cómo ha aumentado el número de familias, con menores a su cargo, beneficiarias de estas ayudas. “Con estos datos oficiales, nadie puede negar que la pobreza infantil es uno de los mayores problemas que tiene ahora España. Como ya alertó el mes pasado el Consejo de Europa, esto es consecuencia directa de las políticas de austeridad”, insiste Ana Lima.

La presidenta del Consejo también destaca del informe cómo, de 2011 a 2012, ha aumentado el número de mujeres titulares de esta prestación en 6.440; mientras que ha disminuido el número de hombres en 13.022. Lima denuncia que estos datos muestran cómo “la crisis está afectando de forma más dura a las mujeres con cargas familiares”. Esta tendencia ya ha sido denunciada hace unas semanas por el CGTS en el Informe Servicios Sociales en España (ISSE).

Los datos oficiales también muestran una gran desigualdad entre comunidades autónomas, de los 300 euros mensuales de media que dan Murcia y Ceuta a los 641,40 que da de media Navarra. En general, la cuantía de estas prestaciones se ha mantenido. Estas diferencias muestran, insiste Ana Lima, “la necesidad de una normativa básica común que regule las rentas mínimas de inserción”.