Saltar al contenido principal
Castelló
ContactaMapa Web

Día del Orgullo 2021: alzar la voz para reivindicar el respeto y la protección de los derechos de las personas LGTBIQ+

lunes 28 de junio de 2021 COTSCS

La compañera y trabajadora social sanitaria Míriam Espinosa firma esta reflexión sobre la intervención desde el Trabajo Social con el colectivo LGTBIQ+, basada en el apoyo; el acompañamiento en sus diversos procesos; el abordaje de las dificultades de aceptación de la diversidad sexual en el entorno familiar, educativo o laboral; la promoción de su inclusión social y la lucha contra los estereotipos

Castelló, 28/06/2021.- El 28 de junio se celebra el día del Orgullo LGTBIQ+ en conmemoración a las revueltas de Stonewall de 1969. Es fundamental reivindicar esta fecha histórica y recordar a todas aquellas personas que antes de nosotras se dejaron la piel en la lucha por un mundo donde quepamos todas las personas.

Hay que recordar que hasta 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no eliminó la homosexualidad de la Clasificación Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud.

Pero es que en relación a la identidad de género, la evolución hacia la despatologización ha sido mucho más tardía, y lo continúa siendo. Hasta 2018, no se excluyó la transexualidad del grupo de trastornos mentales de los manuales de salud y al mismo tiempo, todavía se sigue exigiendo en muchos países (incluido España) un diagnóstico y un tratamiento médico para poder realizar cambios en la mención de “nombre” y “sexo” en la información registral.

Todavía, a día de hoy, en 69 países se continúa criminalizando a las personas LGTBIQ+ y 6 países prescriben legalmente la pena de muerte.

Además, es evidente que la discriminación afecta a las personas LGTBIQ+ en todas las etapas desde edades muy tempranas hasta la tercera edad, y ámbitos de la vida, en el educativo, en el del empleo, en el acceso a la salud, en el bienestar personal, familiar y social.

La discriminación, el odio y la intolerancia basadas en la orientación sexual, identidad de género, expresión de género o las características sexuales de las personas siguen siendo una dolorosa realidad, tanto a nivel nacional como internacional.

Este año, nos sumamos a la reivindicación histórica de las personas trans, por la creación de un marco legislativo estatal que ampare a todas y garantice y proteja los derechos de las personas trans, que son, Derechos Humanos.

Los y las trabajadoras sociales, desde nuestra intervención tenemos la oportunidad de apoyar y acompañar a las personas LGTBIQ+ en sus diversos procesos, abordar las dificultades de aceptación de la diversidad sexual en el entorno familiar, educativo, laboral, promover la inclusión social del colectivo, luchar contra los estereotipos, informar y sensibilizar al resto de compañeras que conforman nuestros equipos multidisciplinares, en definitiva, construir una sociedad más justa para todas/todos/todes.

Y un año más, marchamos juntas para reivindicar un abanico de identidades, orientaciones, prácticas y cuerpos diversos, conmemorar el orgullo LGTBIQ+ para ensalzar el movimiento en toda su diversidad, alzar la voz para reivindicar el respeto y la protección de los derechos de las personas LGTBIQ+, porque no hay nada que merezca más la pena que la lucha por ser, por amar.

ENLACE AL COMUNICADO

Comentarios

Aún no hay comentarios